Bien igual !

Piamonte y Trebolense se jugaron el todo por el todo el domingo por un lugar en las semifinales del Absoluto de la Liga San Martín.

Fue en cancha de Piamonte en la final de la Liguilla Apertura ante un buen marco de público.

En el primer tiempo, Piamonte tuvo el balón y su posesión.  Pero Trebolense con chispazos interesantes por el lado de Patricio Rodriguez – el que tuvo la más clara con un remate violento a los 38 minutos que Maximiliano Laurenti salvó – pudo haber abierto el marcador en un par de oportunidades.

El local manejó la iniciativa en los pies de Cuello y Dell ´Orto pero sin llegar con claridad al arco del “Celeste”, o al menos para lastimar la valla de los de Martín Lígori.

Fue a los 41 minutos, cuando el local se puso en ventaja. Tras la situación que tuvo Rodriguez para Trebolense, de contra el “Albo” a través de Lucero con un centro preciso  habilitó a Gustavo Lanfranco, que de cabeza  en el primer palo puso el 1 a 0 en el arco de Nahuel Aimenta.

Sobre el final de la primera etapa Lisandro De Lavía fue expulsado en Trebolense, por Matías Maidana tras un reclamo y un exceso verbal sobre un juez de línea.

El complemento

Trebolense intentó desde el primer minuto con Patricio Rodriguez, pero el “Albo” con un desborde de Torres que tiró un centro pasado para que Rodrigo Lucero a los 5 puso el 2 a 0 con un tiro fenomenal pegado con tres dedos que se metió lejos de Aimetta.

Desde los 15 minutos, el local retrasó peligrosamente sus líneas y Trebolense atacó con todo lo que pudo. Ingresó Salvador Lépore y Jeremías Verbena para darle más fuerza al ataque al equipo de Martín Lígori.

Más tarde Franco Casañas de tiro libre inquietó a Maximiliano Laurenti que respondió enviando la pelota al córner y el “Cele” fue a todo o nada.

A los 37 minutos,  de milagro, Trebolense no logró descontar tras un centro de Casañas que Salvador tuvo para empujar.

Se agigantó la labor de Nicolás Lépore, que dejó todo en la cancha y se hizo dueño de cada pelota dividida.

A los 41, de arremetida Trebolense se acercó nuevamente al área con peligro pero de contra David Torres casi amplía el marcador.

Y así se fue el tiempo. Con el local poniendo el partido en la heladera y con el “Cele” buscando con mucha garra.

El pitazo final marcó el final de la Liguilla y la clasificación de Piamonte a la semifinal absoluta, que ya comparte con San Jorge.