Una pincelada entre todos

Los jugadores de Trebolense también aportan lo suyo.

Con la ayuda del Cuerpo Técnico, trabajaron en el pintado de los zócalos del Estadio Centenario.

Un grupo nutrido de jugadores de Primera y Reserva se puso a disposición para llevar adelante el pintado de esas instalaciones en particular. Un gesto que demuestra a un plantel unido, que con toques de humildad, lucha por mejorar dentro y fuera de la cancha.

Meses atrás, el grupo ya había dado un claro ejemplo a los deportistas más jóvenes, vendiendo pollos para pagarse la indumentaria de entrenamiento.

Ahora llegó la hora de poner el hombre para mostrar a la gente un estadio bonito, pintado y colaborar con el personal de la institución, que tiene el cesped y las gradas en ópticas condiciones.