Treinta años de nuestra Mutual, el pulmón del deporte “Celeste”

El Club Atlético Trebolense es una verdadera “fábrica de deportes y deportistas” de la ciudad de El Trébol. Y el motor de semejante estructura es el Departamento de Ayuda Económica de la institución.

La institución deportiva nació un 1º de agosto  de 1909 con la creación de la asociación civil denominada “Club Atlético Trebolense” formada con el fin de aglutinar  a los vecinos de aquella incipiente población dándole lugar a la recreación y fomentar deportes como criquet y futbol.

Hacia el año 1974 se transforma su carta orgánica para formar “Club A. Trebolense Mutual Social y Biblioteca” con la idea de incorporar a lo deportivo los servicios de una mutual como los ofrecidos por el departamento de ayuda económica mutual que abre sus puertas el 1º de junio del año 1986.

Su Gerente General Marcelo Cinquini señaló: “El fin de la mutual es brindar a sus asociados sus servicios que oportunamente se fueron reglamentando como el de ayuda económica, tarjeta de créditos, panteón social, turismo, vivienda, jardín maternal, deportes y esparcimientos.

La Mutual de la Institución está próxima a cumplir 30 años de vida. A través de su trabajo, se sostienen los sueldos de profesores y empleados del campo de deportes. Se mantienen las instalaciones y se le da vida a 22 disciplinas para que 4000 socios practiquen deportes.

Cinquini manifestó:  “Los 30 años de la mutual traen aparejados muchos avances y desarrollo para nuestro viejo y querido Trebolense. Ha posibilitado construir mucha infraestructura que ha permitió un destacado desarrollo deportivo, lo que nos posiciona como ejemplo en este aspecto. Dentro del departamento de ayuda económica se ha podido también avanzar en la cantidad de asociados, lo que demando mejores servicios y necesito de mayor cantidad de personal y oficinas, dando forma a circulo virtuoso del cual gozamos hoy”.

En estos casi 30 años, la Mutual mantuvo en pie el deporte y de manera muy saludable. Hoy los socios de Trebolense pueden practicar deportes a muy bajo costo. Incluso, es necesario destacar que el nivel de sus deportistas son de primer nivel. Hay disciplinas que compiten en alto rendimiento y nada tienen que envidiar a clubes de grandes ciudades.

“Sin dudas la mutual se ha posicionado con un importante capital dado fundamentalmente por lo inmobiliario, las oficinas del centro, el polideportivo con sus gimnasios, sede social, piscinas y canchas de diversos deportes, la guardería materno infantil, el campo de golf, la compra del nuevo predio para más canchas por ejemplo”, explicó Cinquini y agregó: “En lo deportivo su logro mayor es el posicionamiento del club en cada liga que participa cualquiera sea el deportes, como su vóley, su brillante patín artístico, su tenis y lógicamente el futbol, origen de la institución. Esto se ve reflejado en los diferentes abanderados que recorren el mundo salidos de este club. En lo financiero lo vemos en el constante crecimiento de asociado, depósitos y diferentes líneas de asistencia que motorizan la economía de la ciudad”.

Puede decirse que la Mutual es el pulmón de cientos y cientos de deportistas de esta ciudad?

“Con esa idea fue concebida y podemos estar satisfechos que cumple el objetivo, podemos ver el sus gimnasios y espacios verdes como en el jardín maternal cientos de niños y adolescentes que día tras día forjar su físico e ideas con un sano espíritu inculcado por profesores y profesionales seleccionados que le aportan imborrables valores de personas de bien que al crecer siguen abonando nuestro movimiento mutualista. También a través del club albergamos al Centro de Educación Física de las escuelas locales. Muchos niños pasan por nuestra institución día a día”.

El Gerente General de la casi treinta añera entidad además destacó:   “Nuestra mutual es una combinación de lo social, deportivo, cultural y económico en una sola figura, cuando festejamos un gol de nuestros hijos, nos emocionamos con una pirueta de nuestras niñas sobre los patines o colchonetas, cuando se inaugura una obra o con las simple sonrisa de que aquellos que con sus guardapolvos celestes hacen sus primeros pasos en nuestra institución, damos cuentas de los resultados y cómo funciona el mutualismo”.

Por Francisco Díaz de Azevedo
Prensa CAT