Trebolense gestiona en AFA el primer encuentro nacional de cancheros

Trebolense gestiona en AFA el primer encuentro nacional de cancheros.

A través del titular de las canchas de la institución César Aresse, el club lleva adelante tratativas con la Asociación del Fúbol Argentino.

La idea de César y de Trebolense surgió el año pasado. El “Cele” tiene un campo de juego modelo en la zona y la inquietud del canchero terminó por contactar una serie de amigos en todo el país.

Así surgieron charlas con los cancheros de Unión y Colón de Santa Fe, de clubes de Neuquén, La Pampa, Entre Ríos y Jujuy. Desde ahora, también de la Primera División del Fútbol Argentino.

El viaje y la gestión

César visitó los estadios de River Plate, Boca Juniors, Huracán, San Lorenzo de Almagro, Racing de Avellaneda y el predio de AFA en Ezeiza.

Luego fue a calle Viamonte, a las oficinas de la AFA, donde se reunió  con la Secretaria del Fútbol Infantil para acercarle la propuesta.

“Viajé a Buenos Aires para hacer muchas tratativas. Hace un tiempo que vengo con la idea de hacer el “I Encuentro Nacional de Cancheros”. Charlé con la gente de AFA que nos dio el apoyo, hablé con los cancheros de River, Boca, Huracán, San Lorenzo y Racing”, señaló César Aresse.

Primera experiencia

Junto a Trebolense, en diciembre de 2016, César ya había reunido en el club durante un fin de semana.

En esa oportunidad estuvieron presentes Emiliano Yacumisi, del Complejo Don Yaco de Santa Fe, Martín Gentile de Atlético Paraná, Elvio Perez de All Boys de La Pampa, Hugo Romero y Mario Gómez de Unión de Santa Fe, Marcelo Albrecht  de Atlético Tucumán y Héctor Veliz de Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

“Buscamos perfeccionarnos. No sé si traeremos un Ingeniero en la primera oportunidad pero si buscamos confraternizarnos y sumar ideas. Hoy los cancheros argentinos están reconocidos como empleados de maestranza y queremos nuestro lugar”, explicó Aresse que agregó:  “Tuve la suerte de estar en las mejores canchas y ví sus secretos, sus modalidades, sus realidades y la idea es volcarlas en dos días”.

Francisco Díaz de Azevedo
Prensa