Reconocimiento para Mauro Silvestre

En el marco de una capacitación para entrenadores de la Institución, Trebolense aprovechó la ocasión y delante de sus pares, reconoció a Mauro Silvestre, entrenador de Voley en el Club, pero a su vez, Director Técnico de la Selección Nacional Sub 18, equipo con el cual, recientemente se consagró campeón Panamericano en Cuba.

El Presidente de Trebolense, hizo entrega de un sencillo obsequio, el cual apunta a reconocer el gran trabajo que Mauro viene realizando a lo largo de su corta, pero exitosa carrera como entrenador de Voley.

 

El logro con la Selección

 

La Selección Menor Femenina cumplió una notable gira internacional que incluyó dos títulos y un gran crecimiento del equipo que dirige Mauro Silvestre. Justamente en el año de su vuelta a la participación en la Liga Argentina Femenina, el equipo dio un golpe ganando la Copa Panamericana Sub 18 en Cuba, y además logrando la Copa Baja California en México.

El entrenador argentino Mauro Silvestre, aseguró que: “la participación en la Liga Femenina 2015 y una correcta planificación sobre todo en las cargas y volúmenes en los aspectos físicos, fueron una preparación optima y adecuada para enfrentar esta copa”.

El objetivo del grupo está en el mes de agosto, en el Campeonato Mundial de la categoría. “Es una verdadera prueba sobre todo en el aspecto mental, para soportar el stress de una exigente preparación y el stress de la competencia, demostrando la contracción al trabajo del grupo en todos sus fundamentos. Estuvimos una gran cantidad de días fuera del país, sobrellevados de una manera correcta con respeto al cumplimiento de normas preestablecidas, respeto que lleva a una excelente convivencia”, sintetizó Silvestre.

El título en la Copa Panamericana fue un premio al trabajo del equipo nacional. “Fue una final y como toda final se quería estar a la altura de las circunstancias, viéndonos en desventaja sobre todo en el biotipo físico contra el equipo dominicano. Allí fue fundamental el trabajo de Omar Pelillo y Gustavo Stricker en un exhaustivo estudio del rival, en todos sus aspectos, lo que nos abrió las puertas para desarrollar un plan de juego basado en el saque y el bloqueo y defensa. Sumado eso a la experiencia del partido perdido en días anteriores ante el mismo rival, más los errores del contario en cancha, tuvimos la posibilidad de pelear el partido hasta el tie break, allí donde apareció el plus del equipo como estructura, con una defensa aguerrida y un aumento en el riesgo de saque y un ataque inteligente. Todo eso bajo la creencia de que ´A la larga no gana el más fuerte, ni el más rápido, a la larga gana el que cree que puede ganar”, indicó Mauro.

El plantel argentino contará con una semana de descanso antes de juntarse nuevamente en el CeNARD para entrenar de cara a la participación en la Copa Panamericana Sub 20, una categoría superior para las chicas argentinas, que servirá para imprimir mayor exigencia, observar nuevas jugadoras y nuevos sistemas de juego, con la implementación de dos líberos.

Silvestre asegura que para las chicas argentinas “cada viaje es una nueva experiencia, dura sacrificada, pero muy positiva para todos, sobre todo para las jugadoras más pequeñas, que supieron capitalizar todos los aprendizajes para luego intentar trasladarlos a esa categoría. Cada viaje trae nuevas anécdotas, nuevas historias, pero destacando que este grupo en su totalidad siempre tiene objetivos bien claros y con un lema que nos mueve… ´haz lo que te gusta y vivirás de vacaciones’”.