“Primero buenas personas, después futbolistas”

El sábado 16 de agosto, quedará guardado en la retina del plantel de Septima División de Club Atlético Trebolense. Para los chicos, no hay cosa más valiosa, que salir campeón y ellos, lo consiguieron. Sin embargo, para quienes conducen dicha categoría, Hugo Lombardo y Cristobal Aimone y todo el equipo de trabajo del Fútbol Infantil de la Institución, la premisa continúa siendo la de hace años: “Primero debemos formar buenas personas, después futbolistas”, asegura Hugo Lombardo, DT de la Séptima campeona del Torneo Apertura de la Liga San Martín.

“Hace 28 años que estoy en el Club y la obtención de este título, es el décimo quinto y puedo asegurar, que lo disfruto y siento, de la misma forma que aquel que ganamos por primera vez en el año 1989”, continuó destacando el experimentado entrenador. “Soy un apasionado del fútbol y este tipo de alegrías, tengas la edad que tengas, son inolvidable”, agregó.

Acerca de cómo se hace para permanecer tantos años y sobre todo, manteniendo la misma esencia, Lombardo, sostuvo que: “El mérito más grande, no es que sabemos más de fútbol, al contrario, habrá otras personas, que quizás sepan mucho más, sin embargo, nuestro gran objetivo, es trabajar en la formación del grupo. Soy un convencido, que lo primero que debe hacer un entrenador y más en el caso nuestro, donde tenemos la responsabilidad de formar personas, es hacer mucho hincapié en el armado y fortalecimiento del grupo, luego los resultados deportivos llegarán solos y en ese sentido el tiempo me ha dado la razón”.

Abocado de lleno al equipo de Septima, que obtuvo el torneo apertura, Hugo, describió: “Precisamente, este grupo, es la clara demostración de lo que pretendemos. Tenemos cuatro entrenamientos semanales y nunca falta nadie, son responsables, con predisposición y con ganas de aprender y todo eso, lleva a que a la larga, los resultados deportivos se den”.

Lombardo, minimiza la obtención del título y retoma a la base de su trabajo: “Nosotros día a día trabajamos para formar a nuestros chicos como personas, después al deportista, de otra forma, para mí es imposible. De hecho, después tantos años en el fútbol, jamás se me pasó por la cabeza dirigir una primera división, dado que las necesidades y sobre todo, los resultados, obligarían a no poder trabajar aspectos esenciales desde lo humano, los cuales sí podemos aplicar a diario en los chicos”.

Consultado el Director Técnico sobre la proyección futbolística del equipo campeón de séptima, Hugo, sostuvo que: “Hay muy buenos jugadores, después, obviamente, depende de muchísimos factores, para que lleguen o no, a primera. Pero lo importante, es que desde lo futbolísticos, vemos que hay chicos que están para cosas mayores y ojalá que lo puedan aprovechar y el día de mañana estar en una primera división”, concluyó.