Mauro, el “profe” que se va respetado y querido por todos

Así es la ley de la vida para el Voley de Trebolense. Tuvo la enseñanza de enorme entrenadores, como el “Chani” Boasso, Fabián Moretto y hasta el mismo “Marito” Martínez, que un día partió al viejo continente. Ahora es el turno de Mauro Silvestre.

El “profe” Mauro, el “loco” Mauro o quieran llamarlo, en cuestión de días estará viajando a Italia, lugar donde continuará su carrera como entrenador y el Voley de Trebolense y todos aquellos que tuvieron la dicha de conocerlo, viven horas de sentimientos encontrados. Se entrecruza la nostalgia, melancolía y tristeza de su partida, con el orgullo y felicidad de saber que está dando un paso gigante en su exitosa carrera deportiva.

Sin lugar a dudas, Trebolense pierde un magnífico profesional, pero por sobre todas las cosas, un excelente ser humano, que llegó siendo un desconocido y hoy se va rodeado de afecto, pero sobre todo respetado y admirado como persona.

Mauro llegó a Trebolense en el 2007, cuando por aquel entonces Edgardo Verbena estaba al frente de la Subcomisión de Voley: “Cuando tuve la posibilidad de venir a Trebolense no lo dudé. Llegar a este Club proveniente de Bouquet, se compara como cuando me toco años más tarde, estando acá tener la posibilidad de pasar a dirigir la Selección Nacional. En la zona era el mejor Club que había y la verdad me generó mucha intriga y fue un gran desafío; pero gracias a Dios las cosas fueron saliendo bastante bien”, comienza recordando Mauro.

“Un viejo profesor siempre me decía: “El trabajo a la larga siempre paga” y más allá de los resultados, siempre trate de inculcar que debíamos aprender a querer y respetar a este Club y luego las cosas se irían dando solas”, agregó Mauro y continuó: “El primer año que llegué tuvimos la suerte de ganar en todas las categorías de la AVOS: salimos campeones desde Sub 12 hasta Primera, con lo cual arrancamos muy bien, pero con la vara muy alta y desde entonces, tratamos de mantenernos lo más arriba posible”.

¿Qué consideras que le pudiste transmitir al Voley de Trebolense?

“A mis jugadoras nunca me he cansado de repetirles que primero deben ser buenas personas y después jugar bien al Voley. Mejores personas, hacen a mejores jugadoras de Voley. Quizás los grupos de ahora no me “sufrieron” tanto como los que sí tuve al comienzo donde he machacado muchísimo sobre los valores, el respeto, sacrificio y demás actitudes, hasta que de apoco, todo se fue convirtiendo en algo esencial para nuestra disciplina y se logró que sea consecuente a lo largo de todas las categorías”.

Y en materia de resultados?

“Insisto, para mí el principal resultado era que mis jugadoras sean buenas personas. Asimismo, no podemos negar que Trebolense es una potencia en Voley y estos años se consiguieron logros deportivos muy valiosos: ganamos la copa de la Provincia seis veces, obtuvimos la Liga Nacional con juveniles, ganamos la copa challenger infinidades de veces, decenas de torneos de la AVOS, pero sobre todo, impulsamos nuestro Voley a la cima nacional y eso es impagable. Hoy hablar a nivel país de Trebolense, es sinónimo de Voley y eso se debe no sólo al constante trabajo que el Club hace con la disciplina, sino también a lo conseguido por los entrenadores anteriores, como así también a mis compañeros y fundamentalmente, por el nivel de jugadoras que el Club ha sacado y saca de manera constante”.

Acerca del cuál considera que ha sido el secreto para permanecer durante tantos años en la cima del Voley nacional, sostuvo que: “El secreto está en las jugadoras y fundamentalmente, en el trabajo de las distintas Subcomisiones que fueron pasando. He tenido la inmensa suerte de haber trabajado con gente que le dedicó y dedica muchísimo tiempo a nuestro Voley y la verdad que eso es admirable y es ahí donde se comienza a gestar todo esto, luego los resultados y objetivos alcanzando son una consecuencia”.

“Sueño con volver a dirigir a Trebolense en la Liga Nacional”

Si de méritos y resultados se trata, el Voley de Trebolense vivió uno de sus puntos máximos, ese histórico fin de semana de diciembre de 2015, cuando disputó la primera fase de la Liga Nacional, derrotando a Velez y clasificando para la instancia final: “Lo disfruté muchísimo y será uno de los recuerdos más lindos que me llevo y sueño con el día de mañana volver y poder dirigir a Trebolense en la Liga Nacional, ojalá lo pueda cumplir”.

De Trebolense a Italia

El próximo 14 Mauro estará viajando a Italia: “Todo surgió a raíz de la relación que mantengo con Omar Perillo, quien estuvo trabajando conmigo como asistente en el último Mundial de Perú. Me comentó la posibilidad de ir a dirigir en Sicilia en una ciudad pequeña, como lo es El Trébol, pero que tiene una Sociedad que juega la Serie B2 y cuyas intenciones son las de ir ascendiendo y han contratado cuatro o cinco refuerzos y allá voy como entrenador de ese equipo de masculinos”, comentó Mauro sobre lo que será su desempeño laboral por el próximo año en Italia.

Por último, sostuvo que: “Hoy tengo muchas sensaciones encontradas, por un lado la tristeza en dejar este Club del cual soy hincha, al cual aprendí a querer muchísimo y siempre digo que no hay Club en la zona como Trebolense, pero a su vez sé que tengo por delante la posibilidad de seguir aprendiendo, ampliando mis conocimientos y luego el día de mañana se verá qué es lo que depara el destino”, cerró Mauro sabiendo que la partida será tan sólo física, ya que su paso por la Institución ha dejado una huella que quedará para siempre en el corazón de los trebolense.