Cerca de la gran hazaña

Trebolense se quedó a un paso de la hazaña en el básquetbol de la ACBOS.

Cayó con San Jorge en la última final de Primera en la ciudad de Sastre el domingo por 81 a 72.

No se sacaron diferencias hasta el último cuarto. Pero fue un partido atípico.

Porque San Jorge fue más efectivo abajo del aro y porque su goleo de tres marcó la gran diferencia.

Esta vez Francisco Stettler (17 puntos) no tuvo una gran noche, Maríano Tagliotti (22 puntosd) jugó casi todo el partido lesionado por un pisotón en su pie derecho y Facundo Gandoy (22 puntos) anotó mucho bajo el aro pero estuvo muy impreciso en los triples.

El cotejo fue muy parejo, y cuarto a cuarto no se sacaban diferencias. Pero al final, la experiencia de campeonatos del “Uru” fue la clave.

Los más chicos de Trebolense como Orellano y Celotti jugaron su primera final y San Jorge logró en los últimos 4 minutos estirar la diferencia a 9 puntos y quedarse con el título.

Las lágrimas del final lo dijeron todo. Trebolense armó una revolución en la ACBOS. Contra todos los pronósticos, fue protagonista, derrotó a los mejores en su cancha y afuera y además llegó a una final tras 24 años.

La idea dirigencial es seguir manteniendo a los jugadores que vinieron de afuera y sumar algún refuerzo. Puede ser el comienzo de algo grande. “En un año vamos a volver a jugar una final, y este equipo seguirá creciendo”, gritó Tagliotti cuando se abrazó a sus compañeros tras la derrota.

San Jorge fue un gran campeón, Trebolense una estupenda promesa que se vislumbra en el horizonte.