“Hay que aprender de los errores”

La temporada de básquet de primera de la ACBOS, ya forma parte del pasado. Sin embargo, lejos de ser el final de una etapa, pareciera que puede darse el comienzo de un largo y exitoso camino por recorrer y así lo demuestran los hechos. Con un gran trabajo de la subcomisión de Básquet, Trebolense, logró conformar, primero un cuerpo técnico y luego, un equipo, no sólo de buenos jugadores, con grandes proyecciones de los juveniles, sino también, que es lo más importante, de buenas personas. Evidentemente, el básquet, va por el buen camino, más allá de haber perdido una final y haber estado muy cerca de conseguir el título se viene negando desde hace 24 años.

Sin embargo, antes de comenzar a proyectar lo que será el 2015, existen varios replanteos internos, los cuales, obviamente, tienen por único objetivo, mejorar de cara al futuro. En tal sentido, es el propio Director Técnico de primera, Laureano Oitana, quien señala: “Las sensaciones que se viven son opuestas. Por un lado, saber que hicimos un gran trabajo y llegamos a la final de la ACBOS, cuestión que no se da todos los días. Pero al mismo tiempo, me queda un enorme sabor amargo, por la situación que viví y vivimos en la primera final en el estadio de Atlético. Por tal motivo y analizando lo acontecido, de mi parte, no queda más que pedirle disculpa a la gente de Trebolense. En lo personal, hable con la persona de San Jorge que protagonicé el altercado y todo quedó aclarado, con las respectivas disculpas de ambas partes. Quizás, no estuve a la altura de las circunstancias y de hecho, lo que uno siempre pregona, es la conducta y la disciplina, pero les puedo asegurar, que mi reacción, es la que cualquiera hubiese tenido, al ver que un individuo se dirige a golpear a un compañero o allegado del Club. No lo justifico y me hago cargo, de la misma manera, que la gente de Atlético, deberá asumir la pésima organización y comportamiento de su parcialidad, antes, durante y después del partido”, comenzó explicando el DT de Trebolense.

Además, Oitana, sostuvo que: “Nos dolió muchísimo haber perdido la final, ya que teníamos equipo como haber ganado el torneo y de hecho, estuvimos muy cerca. Pero ahora ya está, es momento de reflexionar, desglosar y analizar todo lo vivido” y agregó: “Hay que aprender de los errores y mejorar todo lo que se pueda de cara al futuro. Hace seis años que estoy en el Básquet de Trebolense y el “fenómeno” que estamos viviendo, logrando un enorme entusiasmo en los chicos, es algo que no se daba desde hacía mucho tiempo y todo esto, debemos saber aprovecharlo y capitalizarlo de la mejor manera”.

En lo estrictamente deportivo, a la hora de analizar el secreto por el cual se llegó a una final después de 24 años, Oitana, sostuvo que: “No es casualidad. Se viene trabajando mucho, con un enorme desempeño de la Sub Comisión que hace posible que el Básquet del Club esté siempre entre los mejores de la zona. Después, nosotros como entrenadores, cada uno fue aportando lo suyo. Se sumó Marcelo Quevedo, Ramiro Gianetti y Cristobal Aimone y entre todos, buscamos y perseguimos el mismo objetivo, que es el de llevar a Trebolense lo más alto posible, sumado a la labor del equipo, donde cada uno de los jugadores, más allá de su talento individual, ha dejado la vida en cada uno de los partidos”.

A diferencia de años anteriores, Laureano, indicó que: “Para lograr cosas importantes, se tienen que dar varios factores y este año se dieron. Se logró un gran grupo de trabajo, donde la comunión entre Directivos, Cuerpo Técnico, jugadores locales y foráneos, fue excelente y eso a la larga, trae aparejado buenos resultados”.

Pensando en lo que viene

A pesar de que han pasado sólo horas de la final de la temporada 2014, el Básquet de Trebolense ya proyecta lo que será la temporada 2015: “Todo esto da ganas de seguir, porque sabemos que tenemos un muy buen grupo. Además, lograr la continuidad de este equipo, sería una gran ventaja, ya que no tenes que empezar el trabajo de cero. No tengo dudas, que si nosotros mantenemos esta base de jugadores, con los chicos que vienen de afuera, quienes además de ser muy buenos jugadores, son excelentes personas, tendremos muchas posibilidades de volver a ser protagonistas”, finalizó.