“Hay que apoyar a los chicos, los resultados llegarán solos”

Nicolás Lépore, es el capitán del equipo, pero es mucho más que eso. En la cancha, corre más de 30 metros, se arroja al piso y evita el gol del adversario, como sucedió el pasado domingo. Recupera la pelota e intenta el pase arriesgado, el cual, puede terminar en asistencia de gol. Nicolas Lépore, es la casaca número 5 de Trebolense, que después de cada partido, termina borrosa de tierra, sinónimo de sacrificio. Pero también, es el experimentado jugador, que se acerca a cada instante para hablar con sus compañeros, con los más chicos, con los juveniles, bajo el único objetivo de ayudarlos a transitar el difícil, pero lindo camino de jugar en la primera de Trebolense.

Y cuando las cosas no salen de la manera deseada, es el primero en “poner” la cara y afrontar la situación: “Nosotros más que nadie queremos revertir esto cuanto antes. Nos ha tocado vivir situaciones similares y la única forma de salir adelante, es con trabajo y estando más unidos que nunca  y precisamente, ambas cosas están presentes en este plantel, con lo cual, esperemos que pronto podamos volver a la senda del triunfo”, comenzó diciendo Lépore.

“Tenemos una excelente relación a nivel grupal, ni hablar con el técnico, como así también con los Directivos del Club, con lo cual no se deben buscar, ni poner excusas en factores secundarios o externos. La realidad es que el fútbol de hoy es muy exitista. Hace dos meses, este mismo equipo jugó una final, siendo que ha principio de año, se dijo que el principal objetivo, era que los chicos del Club sumen minutos en primera. Llegamos a una final y eso, hace que ahora, pareciera que estamos viviendo una catástrofe, cuando no es así”, continuó destacando el capitán de Trebolense.

Lépore valora y destaca la actuación de los juveniles: “Están apareciendo chicos en primera, los cuales recién están jugando sus primeros partidos y debemos apoyarlos y no se les puede pedir y exigir resultados. Estamos atravesando un recambio generacional, que cuesta en el presente, pero no tengo dudas que los resultados de todo esto, se verán de acá dos o tres años”.

Abocado de lleno a lo futbolístico, Nicolás, precisó: “Jamás pongo excusas, pero la realidad indica que vivimos situaciones atípicas y propias de cuando estas de “mala racha”. En el apertura tuvimos muchos lesionados y expulsados, con lo cual, prácticamente, nunca pudimos armar el mismo equipo. El clausura, lo comenzamos con distintas bajas y las seguimos teniendo, como ser ahora, la lesión de Franco (por Casañas). Asimismo, si nos remitimos a lo del último domingo, tuvimos tres situaciones de gol claras, la pelota no quiso entrar y después en un tiro libre rarísimo, nos terminan convirtiendo y luego, se metieron todos atrás y no hubo manera de poder ingresar”.

Por otra parte, Nicolas, se refirió al acompañamiento de la gente para con el equipo: “El hincha de Trebolense es muy exigente y eso está bueno, porque te obliga a tener que superarte día a día y es lógico que así lo sea, porque su historia lo manda, pero a su vez, porque nosotros mismo lo acostumbramos a festejar. Pero también deben ser conscientes,  que en este plantel hay muchos chicos, los cuales, más que una recriminación, necesitan una palabra de aliento. Se están promoviendo muchos y buenos jugadores, con lo cual hay que apoyar, sabiendo que los resultados llegarán solos. La formación de chicos del Club en primera, responde a que de acá a tres o cuatro años,  tengamos en un plantel con mayoría de jugadores locales y con la suficiente experiencia como afrontar cosas importantes”, concluyó.