“Hay gente que soñaba con esto desde hacía 20 años”

El tenis avanza en un sueño de años en Trebolense. El club, desde siempre a la vanguardia en la disciplina en toda una gran región, está próximo a inaugurar su complejo de canchas de cemento.

Las dos canchas van tomando forma al este de la cancha Nº 1 de arcilla del club.

Gerardo De Bernardo, fue el gestor e ideólogo de la obra. La Comisión Directiva le dio el fuerte respaldo que necesitaba y el sueño dejó de ser tal para empezar a ser una realidad.

“Esto le trae a la gente muchos recuerdos. Me paró gente que hace 20 años que querían hacer esto. El primer proyecto era hacerlas donde está el Quincho y el segundo en el parque”, señaló Gerardo y agregó: “Siempre se fue postergando un por un motivo u otro”.

El Presidente de la Sub Comisión tenis dijo:  “La Comisión Directiva me acompañó mucho, me escuchó en su primer momento y le fuimos dando para adelante. Si Dios quiere en menos de un mes las inauguramos”.

Las obras en este momento

A simple vista se ve cómo se trabaja en diferentes “capas” que tiene la superficie de los courts. Sobre fines del año pasado se realizó el movimiento de tierra. En los primeros días de marzo, se hizo el asfaltado, luego un alisado y ahora un entramado de mallas flexibles con pintura.  “Estamos haciendo un entramado de mallas en la superficie y luego se hace la prueba de agua para ver los desniveles en la superficie que junten agua. Después se corrigen y se hace la parte final con una pintura acrílica”.

La iluminación

Las canchas estarán debidamente iluminadas. Los postes ya están erigidos.  “Colocamos los postes antes que se terminen los pisos porque después no se podrá pisar más la superficie con vehículos o rodados pesados”, explicó De Bernardo.

El sistema será muy novedoso y cómodo para el socio que quiera usar las canchas por la noche.  “Se trata de un sistema lumínico con fichas. Se colocan e ilumina la cancha por la cantidad de horas  que se desee jugar”, explicó el “Flaco”.

La yapa

Pero la obra no terminará con la inauguración de las mismas, en menos de un mes. “Noooo! Para nada!”, dice De Bernardo gesticulando y agrega:  “Este proyecto contempla un techado, que quizás sea corredizo y paredes móviles. Ni bien terminemos esta etapa nos ponemos a trabajar en la que sigue”, señaló. .