“Fue un momento difícil de describir”

Matías Venturi tuvo el clásico soñado. Porque marcó un gol, que tanto le costaba, y terminó definiendo el Clásico Nº 18 sin perder para Trebolense.

La arranqué en el banco y moría de ganas de entrar. Ví un partido parejo al principio y después pudimos sacar ventaja. En el segundo tiempos e trabó y tardamos en definirlo pero llegó el desahogo final”.

Mati señaló que “estamos tranquilos, en una muy buena levantada ya que al principio del torneo no podiamos encontrarle la vuelta. Todos los triunfos te dan confiaza y ganas de más y sobre todo en este tipo de partidos“.

Para que está Trebolense?

“Trebolense siempre está para cosas grandes y nosotros estamos convencidos que podemos llegar muy lejos”.

Tu gol fue el desahogo del que hablabas antes?

“Sí, ni hablar porque un 1-0 es un resultado que hasta te juega en contra y encima no podíamos definirlo para cerrar el partido. Por suerte llegó y junto con el gol el desahogo de todos“-

Qué sentiste?

“Es el primer gol que le marco a El Expreso en Primera con la camiseta de Trebolense y lo estaba esperando muchísimo porque hacia muchos partidos que no podía convertir y bueno finalmente llegó de la mejor manera. Lo que se siente es muy difícil de explicar“-

Te vimos en un festejo muy particular….

“Fui hasta el alambrado porque estaban mis viejos y también mis abuelos que estaban en la tribuna. Veníamos de pasar un momento muy feo a la vuelta de el ultimo partido en sastre donde ellos y mi hermano tuvieron un accidente y fue un momento horrible para todos. La familia es incondicional y son los que van a estar siempre en todas. A mi abuelo le había dicho que para el clásico iba a estar bien para ir a verme, y estuvo presente y se lo dediqué también a él”.