Ese capitán que deja todo por el “Cele”

Fue una jugada desafortunada. Corría el segundo tiempo y una pelota en rebelde en el área de Trebolense bollaba de aquí para allá.

Le queda a Alejandro Togachinsco, que quiere empujarla a la red e inflar el arco de Laurenti. Ahí estaba el gran capitán, Jeremías Mondino, ve la pelota, a centímetros del suelo y se tira para sacarla de cabeza, sabiendo que ponía en riesgo su humanidad.

El impacto fue fuerte, duro y contundente. Nunca hubo mala intención de parte del jugador del “Verde”. Jeremías quedó conmocionado en el suelo, sangraba por la boca e ingresó la ambulancia.

Se paró el cotejo durante 5 minutos, “Jere” estaba shockeado.

“Entré, me arrodillé junto a él y le pregunté como se llamaba y cómo íbamos. Me miró, y con mucho trabajo me respondió su nombre y el resultado. Había perdido algún diente y sangraba mucho”, recuerda el DT de Trebolense Martín Boasso.

Entonces el DT dijo que iba a ordenar el cambio. El cotejo estaba 2 a 0 para el “Cele”. Jeremías lo miró y le imploró que no lo sacara. El “Puma” le cumplió el deseo y el capitán se quedó en la cancha.

Jugó y vivió desde adentro el épico triunfo de su equipo. “Mirá si no se va a merecer la cinta de capitán el pibe, tiene mucho coraje”, señaló el DT.

Mondino festejó poco. Al terminar el cotejo fue a efectuarse los estudios correspondientes. Lejos estaba de pensar que era sólo un golpe y una muela perdida.

Los diagnósticos en CIMEDET y en el Hospital Español de Rosario indicaron que se halló una fractura del maxilar inferior, es decir, de la mandíbula.

Además Jeremías perdió una muela y la rotura de otra pieza dental. Incluso no recuerda la jugada, tuvo un borrón en su mente de unos cuantos segundos. Igual siguió en cancha.

El mediocampista  deberá estar inactivo 40 días, alimentándose con comidas licuadas y sin mover la mandíbula. Si el hueso no se pega, podría ir a cirugía.

Jeremías tiene 24 años y desde éste 2018 es el capitán de su equipo. Un distintivo y un premio que le dio el “Puma” Martín Boasso.

En la jugada evitó el descuento de El Expreso. Dejó lo que hay que dejar en cada partido. Lo demostró en una y mil jugadas. Como un verdadero capitán, como un verdadero jugador del viejo Trebolense de la punta del Boulevard.

                                                                                    FDA  – Prensa CAT