“Es muy gratificante ser parte de la historia de Trebolense”

Tras finalizar la Fiesta del Deporte, uno de los últimos actos deportivos que ven a Bainotti como el mandamás de la entidad, el propio Guillermo señaló: “Yo no voy a evaluarme y decir si fue bueno o malo el mandato. Sí te digo que es el resultado de una coherencia, de un lineamiento, de seguir un hilo conductor con un concepto de trabajo del club y esto da resultados. Estamos creciendo en muchas cosas desde la coherencia, siendo equitativos con las disciplinas y sin poner el riesgo la economía del club”.

Bainotti estuvo al frente de Trebolense durante dos años. Si bien seguirá dentro del grupo de Comisión Directiva, empieza a dejar un puesto cargado de responsabilidades: “Se podrían haber hecho más cosas, pero también muchas menos. Me voy a ir y seguramente voy a extrañar muchas cosas. Estoy muy contento”, admitió.

Trabajo en equipo

Bainotti, resaltó el grupo de trabajo que se dio desde algunas presidencias en adelante. Ese lineamiento de trabajo es casi un motivo de constante diálogo en estos dirigentes que manejan Trebolense. “Trabajamos en un grupo de trabajo. El Presidente tiene que hacer cuestiones formales que son más intensas que para el resto pero somos todos iguales, nos juntamos en todas las semanas, todos escuchamos, todos opinamos y todos debatimos. Igual voy a seguir trabajando y porque tenemos algunos años más por delante. Voy a extrañar algunos privilegios honores que tiene ser Presidente como agradecimientos de mucha gente”.

Finalmente dijo con una sonrisa: “Participé y fui parte de la historia de Trebolense. Eso es muy gratificante”.