El “Guerrero” de Novena

Alejandro Gaido Baldasarri es un crack. Juega en la defensa de Trebolense en Novena División y transmite garra y tesón en la cancha.

Se lo ver jugar al hijo de Pedro Gaido y Daniela Ferro y te dan ganas de entrar a jugar a su lado. Lleva al equipo para adelante, lleva sus filas hacia el campo rival. Grita, piensa, marca, corre y deja la vida en cada pelota dividida.

Alejandro tiene un hermano, Sebastián, que juega en la Séptima. Ambos aman el fútbol pero lo sienten diferente. Uno marca y defiende, el otro crea e inventa.

“Estoy muy cómodo en la posición que me toca cada día. Yo puedo jugar en todas las posiciones, de 5 o de 6. Me gusta romper, poner todo en cada pelota, siento la marca”, dice sin titubear ante el micrófono cuando termina el partido.

El resultado del sábado fue adverso, pero el sabe que es un trabajo y una carrera a largo plazo.

Sólo tiene 11 años.  Nació el 7 de junio de 2005 y juego al fútbol desde los 3 años.

“Empecé en Trebolense y soy de River” dice con una sonrisa y el rostro transpirado para agregar luego:  “Mi jugador favorito es Leo Ponzio”.

Este guerrero de las áreas trabaja día a día para defender un resultado, para que un arquero tenga poco trabajo, para que no pase un rival y para romper una jugada de los de enfrente.

Se planta de 6 o se adelanta de 5, mira adelante, mira el arco de los de enfrente, o desde el fútbol infantil de Trebolense, mira el futuro.

Francisco Díaz de Azevedo
Prensa