El creador de la alfombra

César Aresse es el “Chelo” para todo el club. Un empleado apasionado que trabaja y se preocupa para que su labor sea digna cada día. Vive para superarse y eso se ve en lo que tiene que ver con el predio de fútbol.

Otro día hablaremos de los vestuarios y la utilería remozados y cuidados. De cada detalle pintado y arreglado. Pero hoy hablaremos del “creador de la alfombra verde” que es la cancha de Club Atlético Trebolense.

Sí! El estadio Centenario, no sólo luce bello e impecable en sus instalaciones, sino que su campo de juego hoy no tiene nada que envidiarle a cualquier superficie de un club de Primera del Fútbol Argentino.

El mérito de “Chelo” se suma al esfuerzo de la Comisión Directiva, de la Sub Comisión y de Guillermo Caffaratti. “No nos olvidemos de Eduardo y el “Puma”, dice Aresse refiriéndose a Stehlike y a Boasso. “Ellos han jugado mucho al fútbol y saben lo que es cuidar un campo de juego. Ellos trabajan a la par mía y hacen entrenamientos que no rompen la cancha”, añade.

Y Chelo recuerda: “Comencé en enero del año 2014. Antes estaba “Pipeta” Salvareschi que hizo un gran trabajo con la colocación de panes de césped, lo que hizo una base importante y así se empezó a armar la nueva cancha”.

César agrega: “Después seguimos nosotros fertilizando y colocando césped de invierno. Atrás nuestro trabaja un ingeniero, que es el mismo de la cancha de golf, que nos hace dos informes anuales de la cancha”.

Aprendizaje y estudio

César Aresse se apasiona al hablar de la cancha y de su estado. “Aprendí mucho, me meto mucho en la computadora y estudio. Tuve la suerte de hacer un curso en AFA allá en Buenos Aires y tengo contactos como por ejemplo el “Panga” Rodriguez de Colón, que siempre hablamos y me tiran datos”.

También agrega: “La cancha estaba muy mal hace algunos años. Trebolense jugaba casi arriba de la tierra. “Pipeta” colocó esos 200 metros de panes y realizó un colchón importante. Ahora ya tenemos la base para trabajar en cada época del año”.

El trabajo de todo el año

Aresse cuenta que “se fertiliza cada 15 días y se controla la maleza. Sembramos en cada invierno el Ray Grass que aguanta bien el frío. Ahora estamos en época y con eso se pasa todo todo el invierno”.

La cancha es una alfombra?

“Está bastante linda”.

Los jugadores ahora no tienen excusas para jugar bien?

“Esperemos que nos vaya bien”, dice y se ríe.