El “Cele” gana, gusta, golea y es finalista!!!!!

El partido empezó con un ritmo increíble. A los 2 minutos anotó Franco Pedraza San Martín con un derechazo infernal y fue un baldazo de agua fría en una tarde caliente. La visita jugaba un buen partido, trataba bien el balón y tenía más llegada.

Pero el corazón del “Cele” se hace grande en las malas y a  los 13 minutos Fabián Benedek hilvanó un gran contrataque, habilitó a Gaspar Páez que definió de maravilla ante la salida del arquero de San Martín.

Los dos equipos propusieron juego, con ritmo y muy de ida y vuelta. Si bien ambos dejaron algunos espacios en defensa, el cotejo fue muy entretenido y con emociones en ambos arcos.

El “Cele” comenzó a ganar las espaldas de los marcadores de punta de San Martín y empezó a complicar a la visita.

Mondino se hizo dueño del mediocampo y comenzó a distribuir el juego junto con Alan Rodriguez  para  iniciar cada ataque del “Cele”.

A los 32 minutos, Franco Casañas sorprendió a la defensa del “Rojinegro” y sometió al para poner el 2 a 1.

El propio Casañas se perdió el tercero del “Cele” en una contra infernal del “Cele” a los 39 tras una notable jugada del “Chaqueño” Benedek.

El complemento fue de trámite parejo, con San Martín buscando el empate y Trebolense apostando a la contra. Y así nació el tercero. Lenta la tomó en el medio, se la dio a Casañas que habilitó a Gaspar Paez, el “10” desbordó y le dio el pase preciso al “Beto” para que defina con maestría y anote el gol Nº 215 con la casaca del “Cele”.

Trebolense no sólo gana, sino que gusta y mucho. Sus jugadores están compenetrado, no hay expulsados y el grupo se unió buscando un sólo objetivo.

Después fue todo para el “Cele”. San Martín buscó pero sin efectividad y Trebolense controló el balón saliendo por lo bajo e intentando lastimar de contra ataque.

Hubo 6 minutos de alargue porque el partido estuvo detenido por disturbios en la parcialidad de la visita y el pitazo del refferee que decretó que el “Cele” vuelve a jugar una final tras 7 años.