Cuando el triunfo es ver florecer la cantera

Santiago Aresse es jugador de Séptima, goleador, ágil, rápido y pícaro en la cancha.

El miércoles debutó en Reserva y la casaca del “Cele” no le pesó.

A pesar de la derrota, para Trebolense y su fútbol, fue un triunfo. Un nuevo “canterano” llega y golpea la puerta de los más grandes.

“Al principio me costaba arrancar pero de a poco uno se va sintiendo cómodo y pone primera. Ya me siento muy cómodo y ahora estoy a full”, señaló tímido tras el debut.

Santi marcó muchos goles en su paso por Inferiores, juega en Séptima y ahora se codea con mirar la Primera el mismo día, tras jugar en la división anterior.  “Se juega muy fuerte, más rápido y más duro. Hay que estar muy preparados y para eso trabajamos duro”.

Un arco que promete…y mucho

Por su parte, el arquero Mauro Manasseri, señaló:  “El proyecto de este año de incorporar a los pibes es muy lindo. Eso nos motiva y hay que aprovecharlo. Son oportunidades y es hermoso tenerlas”.

El “1” viene de campeonar con Quinta en una camada que hace historia. Le defendió la espalda a pibes como Teo Massat, Tomás Fogliatti, “Juamba” Desumbila y Gastón Vaccarone.

La promesa del arco del “Cele” manifestó: “El año pasado tuve la oportunidad de estar en el banco pero ahora atajo. Es importante. Yo pienso que estoy jugando en uno de los grandes equipos de la Liga y eso me emociona”.

Marcan el rumbo de un club los pibes. Mirar a largo plazo es trabajar en serio. Querer resultados ahora es de resultadistas.

Trebolense piensa en sus chicos y en su cantera. En un club hecho con gente nacida en la institución, formada en la institución y educada en la institución.

Y los chicos entienden rápido.  Ambos coincidieron en que “es muy lindo vestir estos colores desde chicos y ahora arriba”.

Y vaya si lo hacen bien.

Francisco Díaz de Azevedo
Prensa