Conocé a Brian López, el nuevo refuerzo del “Cele”

Trebolense está a horas de debutar en la Liga San Martín 2017. Con el plantel entrenando desde el 5 de enero, el “Cele” sueña con una nueva etapa llena de pibes y la esperanza de un mañana bien “canterano”.

Pero claro, a este nuevo plantel aún le quedan piezas por desarrollar. Mientras tanto, un nuevo talento llega al club para ponerse la “Celeste y blanca” y acompañar a la transformación.

Se trata del defensor Brian López, que en la semana se sumó a los “Conigliaro Boys”.

“Llego a Trebolense por Pedro Navarrette que es mi representante. Él tiene una gran relación con el club, yo necesitaba minutos y me encontré con un gran grupo y con muchos jóvenes”, señaló Brian a este medio.

Sobre la Departamental, López ya recibió información.  “Sé que la Liga es muy competitiva. Sé que Trebolense o San Jorge son clubes que siempre pelean, entonces uno entra a la cancha y eso se contagua. Uno al jugar disfruta y la carga de saber que la Liga es dura queda al margen”.

Al llegar, el defensor habló con el DT Marcos Conigliaro.  “Hablé el miércoles con Marcos, me vio jugar y entrenar. Charlamos, y me dio su idea de cómo quiere que juegue Trebolense. Igual yo eh jugado de 3 o de 4 y no tengo problemas en adaptarme”.

Sobre el proyecto juvenil de la institución, Brian fue contundente y apoyó:  “Es lindo el proyecto. A mí me pasó en Rosario Central que había muchos jugadores grandes que no nos dejaban avanzar. Este es un lingo grupo de chicos con ganas de crecer. Ayer hicimos fútbol y los pude conocer a los chicos. Yo los voy a ayudar y ellos a mí”.

Gran trayectoria

López tiene en su historial haber jugado en Rosario Central, Tiro Federal y Guaraní Antonio Franco.

Jugó en el año 2016 la Copa Argentina enfrentando al Boca Juniors de Carlos Tevez o a Argentinos Juniors. “Jugué contra Tevez, el “Cata” Díaz, Gago y Orión. Hicimos un papel digno y es un gran  recuerdo”, rememora.

Brian hoy tiene 25 años, nació el 11 de mayo de 1991 en Granadero Baigorria.

Es de Tauro y llegó a El Trébol con su mujer y su hijo Camilo de un mes.

Juega desde los 4 años al fútbol. “Empecé en el club de mi barrio, San Fernando de Granadero Baigorria”, dice y se le llena la cara de emoción.

El recuerdo de su pasado se mezcla con el presente de Brian. Termina la charla, el “Colo” Campos lo llama para trabajar juntos haciendo pesas bajo las órdenes del “Profe” Pedraza. Y así, López sigue escribiendo su historia… en celeste y blanco, por cierto.

Francisco Díaz de Azevedo
Prensa