Con el corazón !

Trebolense tenía que ganar. No le quedaba otra. Y ganó. Y ganó bien. Porque el equipo se encontró, porque tuvo un gran segundo tiempo y porque le bastó para despejar fantasmas. Al menos por una noche.

Le ganó 2 a 1 a General en el Estadio Centenario.

El partido fue electrizante. general fue mejor en el primer tiempo, llegó más y a los 4 minutos lastimó con un tanto del eterno Leandro Sottocorno.

Parecía que era el fin de Trebolense. Desarmado y herido buscó, pero el General de Caloni golpeaba duro de contra. Sottocorno y Richard inquietaron la valla de Aimetta y sólo la movilidad de Haquín – Ahora sí, el jugador que buscaba Trebolense- puso en peligro el área visitante.

Así terminó el primer tiempo. Sólo con alguna idea clara de Haquín y alguna subida de Campos para tratar de empatar.

El complemento fue diferente. Trebolense se dedicó a jugar al fútbol, y General a demostrar su potencial. El partido fue de ida y vuelta y el peligro invadió cada área.

Pero la convicción del equipo de Martín Lígori fue más fuerte. A los 17 se metió el inquieto Haquin en el área y fue derribado. Ariel Lucero no dudó en cobrar y Franco Casañas la picó para el gol.

Retrucó General con Madera, Sottocorno y Franz que casi la mete pero las cartas estaban del lado del local y Campos, que siempre tiene hambre de gol, llenó de oxígeno los aires de Trebolense. Fue casi a a los 40, con un centro perfecto de Casañas para la milimétrica definición del “Colo” Campos  y el grito desaforado de su gente.  Fue el 2 a 1 que le dio a Trebolense nuevos aires, cuando las cosas no estaban como se planeaban.

Lo ganó bien el “Cele”. Lo ganó con convicción. Porque fue a buscar tres puntos y esos puntos quedaron en su casa.

En Reserva Trebolense ganó 4 a 2 con tres goles de Verbena y uno de Cóccolo.