CARLOS SIGVARDT EN TREBOLENSE – “Educar en habilidades emocionales al niño es primordial”

El Licenciado en Educación Carlos Sigvardt  llevó adelante por primera vez una disertación en la ciudad de El Trébol, Santa Fe.  El entrerriano, experto en educación emocional en los niños, brindó ante un muy nutrido marco de público una charla que lleva a cada rincón del país y latino América llamada “Mirar hacia el interior del niño”.

La disertación fue organizada por la Sub Comisión y maestras del Jardín Maternal “Manitos Traviesas” del Club Atlético Trebolense de esa ciudad.

Carlos es Profesor para la Enseñanza Primaria Rural, Profesor de Ciencias Jurídicas y Contables, Capacitador en Educación Emocional de la Fundación de Educación Emocional. Técnico de la Coordinación de Mediación y Convivencia del Consejo General de Educación de la provincia de Entre Ríos capacitando a docentes, directivos y supervisores sobre la puesta en marcha de los Acuerdos Escolares de Convivencia Res 1020 CGE. En la actualidad, Supervisor Escolar en el Dpto Nogoyá y Director del Hogar “Nuevo amanecer” en la ciudad de Crespo.

Con un estilo distendido y divertido, el profesor Sigvardt llevó adelante una conferencia  en la que mechó material audiovisual con interacción con un público atento y predispuesto.

En la nutrida platea, no sólo había docentes sino padres, abuelos y hermanos, lo que hizo la jornada más rica en cuanto a las disimiles opiniones de los presentes.

En diálogo con este medio, Sigvardt manifestó: “Estamos con esta propuesta porque consideramos que lo emocional es un paradigma importante. El Siglo XX fue netamente cognitivo y este siglo es 50% cognitivo y 50% emocional.  Hoy la sociedad se fija en la empatía, en la comunicación no violenta y la UNESCO hoy pide que la escuela tiene que enseñar a conocer y a ser personas, para luego vivir juntos. Esto de educar en habilidades emocionales al niño es primordial porque nos anteponemos a muchas formas de acoso, abuso, presión, embarazos no deseados y violencia. Cuando uno aprende a decir no, cuando aprende a discernir entre lo que está bien y lo que está mal. Cuando el niño tiene una autoestima baja  con tal de pertenecer hace cualquier cosa”.

Y agregó: “Venir a esta ciudad fue grandioso. Vi un club – Trebolense – que enseña mucho deporte, enseña respeto, trabajo en equipo y buenos hábitos. Es una genial actividad que es altruista porque mejora al niño como persona”.

Sigvart y la inclusión

Con respecto a la educación emocional en niños con discapacidades, el Director del Hogar “Nuevo Amanecer” de Crespo, Entre Ríos, dijo: “Hace 30 años que convivo con chicos autistas y con síndrome de down. Empezamos a trabajar con mi señora en un hogar para chicos con discapacidades. Hoy hablamos de autosuperación. Antes veíamos el rol del error y hoy estos chicos nos enseñan y nos asombran con lo que son capaces de hacer. Yo no les digo que tienen síndrome de down sino síndrome de amor”.

Carlos Sigvardt lleva adelante un programa en Argentina Fundación Educación Emocional llamada “Cicatrizando América Latina” que se desplaza por Chile, Paraguay, Perú, Uruguay y Argentina.