Caffaro de América

Francisco Caffaro fue campeón sudamericano con Argentina.

El pivote de Trebolense, levantó la Copa en Chaco con la camiseta de la Selección. En la final vapulearon a Brasil.

Fue una noche perfecta. Por donde se la mire. Argentina pasó por arriba a Brasil, venció por 73 a 49 y se adjudicó el título en el Sudamericano U17 en Resistencia. El equipo de Marcelo Richotti, que concluyó el certamen de manera invicta, completó un partido brillante de principio a fin, con puntos altos de rendimiento y una solidez envidiable. Santiago Vaulet obviamente fue distinguido como MVP (cerró la final con 18 puntos).

El partido

Argentina arrancó absolutamente enfocada en la instancia. Y suelta, a pesar del marco. Rápidamente estableció condiciones en el juego con una defensa intensa y un ataque cuya primera alternativa, en todos los casos, fue apostar a la transición. Es posible que haya sido el mejor primer tiempo del equipo en todo el torneo. Con Vaulet como líder (11 puntos en los primeros 20’) y Colvalán aportando en todos los rubros (cuatro asistencias, cuatro robos, cuatro rebotes), la Selección no permitió equivalencias y borró a su rival de la cancha. Se fue al descanso 21 arriba (43 a 22), en una de las muestras más contundentes del campeonato. Para ese momento, el estadio de Sarmiento de Resistencia (absolutamente colmado), ya era una caldera.

Tras el descanso la historia fue idéntica. Con el conjunto de Richotti asfixiando a los brasileños y rompiendo todas las alternativas defensivas planteadas. Si algo salía mal, de algún lado aparecía Vaulet y lo solucionaba. Por eso la diferencia, lejos de limarse, se amplió. Argentina extendió su rotación, aprovechó la desesperación de Brasil y quebró el trámite con paciencia, solidaridad y esmero colectivo. Sacó al rival de la cancha con convicción. Así el título se festeja más. Esta camada tiene argumentos para que soñemos.