Boca llega a Trebolense para realizar una prueba de jugadores

El fútbol infantil de Trebolense se vuelve a dar un gran gusto. De la misma manera que hace un mes se recibió a entrenadores del Club Atlético River Plate, quienes llevaron adelante la prueba de jugadores, ahora es el turno nada más y nada menos que la gente de Boca Juniors.

El próximo miércoles 7 se realizará una prueba de jugadores que van de la categoría 2005, hasta la 1999 y será supervisada por Norberto “Muñeco” Madurga, Horacio García e integrantes de los Cuerpos Técnicos de las Divisiones Formativas de Boca.

“Las pruebas son para chicos de toda la zona y lo manejaremos de la misma forma que anteriormente lo hicimos con la gente de River donde realmente vivimos una experiencia muy buena y la idea es poder repetir algo similar, es por eso que hemos mandado invitaciones a clubes de toda la zona e inclusive, de Ligas de vecinas”, comentó Cristóbal Aimone, ayudante de campo de Marcos Conigliaro en el fútbol de Trebolense.

“La jornada comenzará a la hora 13, con lo cual los interesados deberán estar un par de minutos antes, de manera tal de realizar las inscripciones y luego comenzaremos con la categoría 2005 y así sucesivamente, hasta terminar con la categoría 1999” continuó Cristóbal.

Acerca de la importancia y motivación que implica para los jugadores tener la posibilidad de ser evaluados por entrenadores de Boca Juniors, “Coqui” sostuvo que: “Quizás los jugadores más pequeños no son conscientes y no alcanzan a comprender la importancia que tiene este tipo de supervisión por parte de un Club tan importante como Boca. Mientras que para las categorías más grandes, es un lindo incentivo y de hecho, saben que están ante una gran posibilidad”.

Además, Aimone explicó que: “Por lo que nosotros pudimos hablar con los supervisores de este tipo de clubes, como ser River o Boca, lo que ellos evalúan es la técnica individual en cada chico, sobre todo de los más pequeños, mientras que en las categorías más grandes, ya se evalúan otros aspectos, como ser la potencia física, velocidad y obviamente las condiciones futbolísticas. Pero en el caso de los “chiquitos”, saben que tienen la posibilidad de trabajarlo y mejorarlo, siendo que los más grandes, ya deben contar con una formación interesante como para ser tenidos en cuenta”, cerró.