Trebolense ganó el clásico y fue una pila de emociones.

Porque no era un partido más. Porque había mucho en juego. Porque las dudas tras el empate ante Susanense lo dejaba  a Trebolense sin margen para el error y porque enfrente estaba su más directo rival El Expreso que peleaba por una última oportunidad.

Y la noche no empezó bien para Trebolense. A los tres minutos el “Nacho” Navarro metió un golazo de otro partido desde 35 metros al ver a Fernán Fidalgo adelantado y 30 segundos después Damián Lenta fue expulsado tras golpear a un jugador rival.

El Expreso se fue  a la carga apoyado por una parcialidad que se llegó al “Centenario” muy numerosa y que recibió a su rival con fuegos de artificio y mucho color.

El propio Navarro tuvo el 2 a 0 diez minutos después en un mano a mano, que Fidalgo resolvió de gran manera.

Pero poco a poco Trebolense empezó a equiparar el juego.  Creció Leandro Depetris, que le dio claridad al equipo y Vannay comenzó a desenredar su partido más inteligente.

Y así llegó Trebolense a la igualdad. Laureano Vannay escapó por izquierda y tras un centro rasante, Alex Suarez entró para empujarla y poner el 1 a 1.  Fue festejo y desahogo para los locales, que llevaron mucha gente a las gradas para acompañar al equipo de Boasso.

Apenas un rato después, llegó un tiro libre desde 30 metros para el local. Vannay se adueñó de la oportunidad y con un guante la colocó abajo y a la derecha de la “Cata” Díaz. La pelota pegó en el palo y ahí estaba el “Colo” Campos para empujarla al gol. Dos a uno y tranquilidad para el “Celeste” que había empezado mal el cotejo.

El complemento

El segundo tiempo fue para Trebolense. Salvo los primeros 5 minutos donde los de Boasso parecieron entrar distendidos y El Expreso llegó en reiteradas oportunidades por la izquierda, luego el clásico se diluyó.

Trebolense apostó a tener la pelota o a contragolpear con Depetris, Vannay y después con los ingresados Benedek y Desumvila.

El Expreso lo intentó con amor propio y tuvo una chance aislada que Lombardo salvó en la línea.

La frutilla del postre fue el golazo de cabeza de “Juamba” Desumvila tras una enorme jugada de Vaccarone en el último suspiro. Los dos compañeros y amigos de inferiores enhebraron un ataque letal que terminó con el 3 a 1 final y el festejo y clasificación para Trebolense y la eliminación del campeonato para El Expreso.

En Reserva igualaron 0 a 0.