Mateo Massat es uno de los canteranos que súbitamente se encontró con una carrera que lo llevó a la Primera. De impecable trayectoria en las Inferiores, en las que obtuvo títulos en Novena, Séptima y Quinta, ahora Teo se codea con la máxima categoría con el compromiso que eso conlleva.

Tras el cotejo, exhausto por el esfuerzo, dijo: “Este triunfo se necesitaba mucho y ahora se puede disfrutar”.

Tras el 2 a 1, casi sin aliento, mientras la gente festejaba en la tribuna y aplaudía a “los pibes”, Massat dijo: “El partido allá fue muy duro también. Esta semana pasó de todo, asumió Martín, casi no entrenamos por la lluvia y había que jugar y sacar esto adelante. Jugamos por la camiseta”.

El mediocampista, que puede jugar tranquilamente de defensor, opinó: “Es algo único esto. No esperábamos estar en esta Copa y vivirla así.  Ahora hay que entrenar y esperar nuevos rivales. Estamos para mejorar en todo y este triunfo nos dio la inyección que nos faltaba. Estamos felices, lo necesitábamos mucho, ahora será distinto, con nuevo aire fresco para poder encarar esta parte del año”.

Francisco Díaz de Azevedeo
Prensa