La Fundación Baccigalupo pasó por El Trébol y dejó muchas enseñanzas y herramientas.

Gestionado por T 21, junto a Trebolense, la jornada tuvo lugar durante todo el domingo 3 de septiembre en las instalaciones del club “Celeste” de la ciudad.

Con una nutrida clase teórica por la mañana y una entretenida clase práctica por la tarde, los integrantes de la Fundación volcaron conceptos muy interesantes para lograr una inclusión completa referida a los chicos con discapacidades en el deporte.

Se disctó el programa “Educar para dar” que consiste en capacitar a profesores de edicación física en el país y en el exterior.

La iniciativa busca que los docentes adquieran herramientas para el “start upo” del entrenamiento y puedan brindar clases deportivas a niños, jóvenes y adultos con discapacidades intelectuales.

Trebolense cuenta hoy con 22 niños practicando deportes en diferentes disciplinas y el club viene capacitando a sus entrenadores desde todo el 2017.

Al respecto, Raúl Dominio, entrenador de Karate de Trebolense, dijo:  “La experiencia fue hermosa. Estamos felices por la iniciativa de T 21 y esperamos que este grupo se mantenga en el tiempo”.

Dominio agregó:  “La jornada fue buenísima. Nos preparamos para el futuro, hay que  pasar de lo que es la inclusión a la integración total. Tenemos que preparar a la institución para ello”.

Por su parte, el profesor Juan  Pilotti opinó:  “Vemos que hay chicos incluidos en deportes y en la guardería. Nació desde el club capacitar a los profes y nosotros nos tenemos que capacitar para poder hacer un buen trabajo. Nos vienen chicos con discapacidades en cada vez más disciplinas y para ello hay que estar preparados. Tenemos que estar capacitados y no asustarnos y ni bloquearnos. Es un trabajo interdisciplinario. Tenemos que naturalizar las cosas. Las clases deben ser así y que los chicos compartan con los discapacitados las clases de la mejor manera”.