La Colonia de Vacaciones de Trebolense crece y crece. Y nada parece detenerla.

Parece no haber explicaciones ni límites.

Cuando en el verano 2015/2016 llegó a los 200 alumnos, parecía que el límite estaba cerca.

En el verano pasado, la Colonia ascendió a los 230 alumnos y el récord se movió un poco más.

Pero en esta temporada, la Colonia “Celestitos” inició quebrando una nueva marca. Desde el vamos fueron 240 los niños que eligieron la Colonia de Trebolense. Pero eso no fue todo, sobre el fin de la primera semana el número llegó a los 260 y en el inicio de la segunda semana trepó a los 270 inscriptos.

Pero nada es casualidad. El gran trabajo de los 14 profesores, comandados por César Caldo es la clave de todo. Programas variados, alternativas para los días de lluvia, la impresionante infraestructura del club, el complejo de natatorios, las fiestas temáticas que van de 1 a 2 por semana y los prometedores campamentos, mucho dicen de este éxito singular.

La indumentaria celeste de Sonder / Trebolense, los pinta de cuerpo entero a los pequeños, que cada mañana se acercan al club y también lo hacen por la tarde.

La Colonia es un éxito porque las cosas se hacen bien, porque hay alternativas, hay creatividad y hay amor por la profesión de los profes.

Las sonrisas vienen solas, los gratos momentos también. Se funden con un verano inolvidable. ese que empezó en 2017 y terminará el 2 de marzo de 2018 con una colonia que ya no tiene límites para superarse.