El fuego mágico de la amistad

La Colonia de Vacaciones de Trebolense cumplió con otro gran rito de cada verano. El campamento y el fogón.

En la noche del martes, con una gran cantidad de papás presentes, se llevó a cabo el ritual de los juegos nocturnos y el fuego sagrado de la amistad para los niños, los profes y los papás.

El evento formó parte de una cargada agenda de actividades que durante todo la temporada estival se desarrollaron en el club, además del viaje de tres días al campamento en Río Ceballos.

En la noche del martes hubo scketchs, juegos, diversión, y una estupenda cena de camadería, que empieza a cerrar un estupendo trabajo de casi tres meses.

El fogón todo gratísimos momentos vividos en familia, hasta las primeras horas del miércoles, en que los niños se fueron a descansar a las carpas.

Si bien desde las 5 de la mañana cayeron algunas gotas, el campamento siguió su curso. Se trasladó a los niños al albergue por prevención y todo siguió su curso normal.

En un campamento la lluvia no puede faltar, forma parte de la aventura, la misma que vivieron los casi 280 niños desde diciembre a esta última semana de una maravillosa colonia.