Gerardo De Bernardo dialogó con éste medio tras haber presenciado como su sueño se hacía realidad.

El “hacedor” del proyecto de las canchas de tenis de cemento de Trebolense, vivió un sábado muy emotivo, entre lágrimas ya abrazos.

“Es un sueño cumplido. Realmente llegó. Era un proyecto que no tenía muchas posibilidades y ahora cortamos la cinta”, dijo escuetamente. Se le trababa la voz, la emoción no le dejaba expresar sentimientos.

Más tarde, pudo señalar:  “Lo importante es que el complejo está. Eso es lo que cuenta. Y es importante que esté presente en Trebolense Daniel (Orsanic, capitán de la Copa Davis). Su humildad es increíble y se merece estar donde está”.

Se viene la segunda parte?

“Ya no creo que duden!! Ahora hay que techarlas. Se puede!!!”

Finalmente se confesó:  “Siento una linda emoción, con la ayuda de todos y el pueblo que colaboró muchísimo en todo esto”.