Marcelo Buccino no puede más de la satisfacción de ver las canchas de cemento listas y a punto de inaugurarse.

El coach de Trebolense, mira los courts de cemento y una luz se le aparece en los ojos.  “Es una satisfacción lo que estamos viviendo. Vemos terminada la parte de adentro y estamos ansiosos de jugar con los chicos, de meternos a pelotear. A los chicos les casa absolutamente lo mismo. Falta muy poco”.

Las dos canchas del complejo están casi listas. Sólo restan detalles para su finalización y poder empezar a ser usadas.  “Estamos haciendo una gran diferencia en la zona con la escuela y los resultados que se dan y con esto lograremos dar un paso más en el aprendizaje y el nivel de los chicos. La capacitación en los profesores tendrá mucho que ver, ya que tendremos que rever muchos aspectos técnicos”.

El tenis de Trebolense está de fiesta. El resultado de Tomás en Bolivia, los títulos nacionales de varios jugadores y las camadas que vienen hacen que el esfuerzo de los colaboradores se multiplique de sobremanera.

No hay canchas de cemento de esta naturaleza en muchos kilómetros a la redonda y el tenis de Trebolense nuevamente hace vanguardia, fiel a su historia.  “Los chicos ya juegan torneos importantes en cancha rápida y tener este tipo de canchas acá es importante. Nos da un salto de calidad, nos acerca al mundo, les da un espaldarazo a los jugadores que tienen compromisos futuros en cemento. De aquí en adelante podemos pensar cosas inimaginables. Creo que el límite está en nosotros”.

Cómo se diagramarán las clases una vez que se inauguren las canchas?

“Estamos viendo con los profesores sobre diagramar varios entrenamientos en cemento para adaptar también a los más chicos. No queremos que los courts sean sólo para los de alta competición.  Vamos a trasladar las canchas de Mini Tenis al lugar para que desde chico, el jugador sepa cómo se juega en cemento”.

Qué sentís al ver las canchas?

“Yo no tengo palabras cuando veo estas canchas. Cuando Gerardo De Bernardo me lo planteó pensé que era difícil. Me tapó la boca y hoy están a la vista”.