Cuando la Zumba se hace solidaria

Trebolense completó el fin de semana una clase espectacular de Zumba.

Fue el sábado y a pesar de la lluvia, se pudo realizar en el SUM de la institución con muchísimas mujeres que participaron.

La clase estuvo a cargo de Roxana Díaz, profesora e instructora de la especialidad.

Desde días antes, viendo las amenazas del tiempo, Díaz y su grupo de colaboradoras insistieron en que no se iba a suspender la clase.

Y finalmente llegó el sábado. Durante una hora, mujeres de todas las edades la pasaron  fenómeno, hicieron deporte y se rieron mucho.

La clase fue un éxito en concurrencia y el clima no logró empañar el evento.

Pero además de deporte y entretenimiento, el motivo de la “reunión” a puro baile  fue la solidaridad.

La profesora Díaz armó una “patriada solidaria” importante y cada persona que se acercó a hacer Zumba aportó un alimento no perecedero. Así, la clase se llenó de ayuda para los que menos tienen y una vez más la institución aportó un granito de arena para los comedores escolares de la ciudad.

Esta vez los beneficiados fueron los niños del CAF y toda la gimnasia de damas de Trebolense pudo llevar rápidamente lo recaudado a la “Guardería estrellita” para ser entregado a su cocina.

Una vez más, el aporte, el ingenio y las ganas llegaron a buen puerto. La idea de Roxana y su gente se hizo realidad. Una muy buena accion, que vino de la mano de la zumba.