3 May

La Comisión Directiva de Club A. Trebolense sigue realizando intensos trabajos de mantenimiento y de infraestructura en el campo de deportes.

En estas horas, a través de un estudio que se hizo a principios de año, se comenzó a cambiar el techo del Gimnasio Alberto Burdisso en su totalidad.

El esfuerzo de la Directiva es grande para tener instalaciones acordes de un club cada vez más exigente, con deportes que crecen y socios que se suman día a día para disfrutar del club.

Hasta hace un tiempo, este lugar iba a ser vendido para llevar adelante la obra de ampliación del Gimnasio Edgar Degano. Sin embargo, la estrategia cambió por parte de la Dirigencia. El Edgar Degano será ampliado a través de otros fondos y el Alberto Burdisso seguirá siendo patrimonio del club y pasará a ser un lugar cómodo, confortable y agradable para la práctica del karate y la Gimnasia Artístiva.

“Esto lo decidimos al hacer un relevamiento de nuestras instalaciones a principios de año. El techo había que cambiarlo en su totalidad, eso incluye chapas nuevas y aislamientos. También colocaremos dos canaletas laterales”, explicó el Presidente de Trebolense.

Refacción total

El Gimnasio Alberto Burdisso, recibirá una completa refacción. Incluso se colocarán gigantografías de Gimnasia Artística en el interior, para hacer del ambiente, un lugar apto y agradable  para el deporte.

“También con el compromiso de la Gimnasia Artística y del Karate, cambiaremos el portón de ingreso. Contribuimos con el deporte, para que el deporte tenga un buen lugar en cada rincón de Trebolense”, explicó el titular de la institución.

Fuerte inversión

Canepa además agregó:  “Ya estamos terminando el parquet del gimnasio y las canchas de tenis. Estamos cambiando los tanques de agua en la zona de vestuarios, pusimos en funcionamiento el nuevo predio y la pileta climatizada es un éxito nuevamente. Estamos trabajando en todos los frentes, en el deporte y en la infraestructura”.

La inversión del club en el Alberto Burdisso es de unos $ 190.000 y la obra en su totalidad está siendo  realizada por la empresa metalúrgica Alderette – Ramirez.

Francisco Díaz de Azevedo
Prensa